Temas

LA ERA REVOLVING

14/10/2019 · Tarjetas Revolving

Unos TAEs abusivos, la falta de transparencia en los contratos o las comisiones ocultas. Bienvenido al mundo de las tarjetas ´revolving´.

¿Qué es una tarjeta revolving?

Cuando hablamos de revolving no estamos ante un tipo especial de tarjeta, de hecho, puede ser cualquiera que contemple los pagos y desembolsos a crédito, pero lo haga con un interés abusivamente alto en la deuda acumulada, de modo que por cada vez que aplazamos la devolución de los pagos que hemos hecho a crédito, la deuda aumenta de un modo sensible.

Por ejemplo, imaginemos que tenemos que realizar un pago, un regalo importante, o simplemente un capricho que no nos podemos costear. Si calculamos que podemos devolver a posteriori la deuda, es posible que nos veamos tentados a tirar de tarjetas Visa, MasterCard y compañía. Su gran ventaja es que podemos disponer de inmediato de un dinero que no tenemos. Pero conviene recordar que estamos usando un dinero que no nos pertenece, un dinero alquilado, por decir de algún modo, y por dicho alquiler debemos pagar un coste.

En el precio de dicho alquiler está la diferencia de una tarjeta de crédito digamos "normal" y una revolving. En otras palabras, la entidad financiera que nos presta el dinero a través de la tarjeta se cobrará el servicio en forma de intereses, que pueden ser moderados o muy altos. En realidad, la entidad está en su derecho y ese es precisamente su negocio; nadie presta por amor al arte. Además, si somos ordenados y a final de mes abonamos la cantidad "alquilada" en el crédito concedido, apenas tendremos que pagar intereses.

Ahora bien, si utilizamos la opción de "crédito aplazado" que nos ofrecen numerosas tarjetas, corremos el riesgo de caer en el abismo del revolving. El pago aplazado o revolving, es una alternativa según la cual no tenemos que pagar la cantidad que hemos tomado prestada de la tarjeta a final de mes, sino que podemos demorarla en plazos que nosotros mismos decidimos.

El gran problema de las tarjetas revolving es que estos pagos aplazados pueden tener intereses muy altos.

Cuando decimos intereses muy altos, hablamos de tasas medidas en TAE (tasa anual equivalente) que superan el 20% de la deuda aplazada. No hay que buscar oscuras entidades para descubrir este tipo de servicios, puesto que ya pasa con algunos de los servicios de financiación más conocidos, como Visa o MasterCard. El gran problema es cuando nos acostumbramos a vivir a crédito a base de aplazar los pagos que vamos haciendo con la tarjeta. Así es como se acumula la deuda y con ella crecen los intereses hasta llegar a lo largo del tiempo a doblar o triplicar el dinero gastado.

De este modo podemos estar durante meses utilizando la tarjeta a crédito para pagar billetes de avión, hoteles en el extranjero… y no ser conscientes de lo que llegamos a deber al banco, puesto que a la deuda acumulada hay que añadirle el interés, que a cada mes que pasa se calculará sobre el monto total de la deuda, en el que constan los intereses del pasado. Es decir, una bola que se va haciendo cada vez más grande y que seguirá creciendo si no ponemos remedio a tiempo.

LA ERA REVOLVING - Imagen 1

¿Puedo reclamar por microcréditos con TAEs abusivos?

Una sentencia del 28 de octubre de 2015 por parte del Tribunal Supremo ya calificó los intereses de las tarjetas revolving como “notablemente superiores al normal del dinero”. Por lo tanto, los microcréditos rápidos, vulnerarían la Ley de Represión de la Usura.

Pero existen otros argumentos de peso que ayudan a entender por qué estos créditos pueden ser declarados nulos. Como ya hemos mencionado, estas tarjetas cuentan con intereses muy por encima de los del mercado, llegando a ser 2 y hasta 3 veces superiores al interés medio concedido por el Banco de España. En muchos casos, el interés nominal al año supera el 20%, sin mencionar las comisiones ocultas que encarecen la contratación de este tipo de créditos.

Además la falta de transparencia de estos microcréditos también infringe la ley, ya que en la mayoría de los casos, las cuentas muestran letras ilegibles, existe una ausencia de un contrato vinculante o nos encontramos con claras omisiones de información.

Reclamar por intereses abusivos es la única solución para los afectados por las tarjetas revolving.

A pesar de la ilegalidad de estos microcréditos y tarjetas, la mayor parte de los afectados continúa pagando los intereses de un crédito que no sólo puede ser declarado nulo, sino que también es posible obtener una compensación por los daños y perjuicios derivados de dichos contratos.

Para la mayoría de las víctimas de los créditos rápidos, la única solución pasa por presentar una reclamación a través de bufetes especializados. En dP Abogados, contamos con una estimación del 100% de este tipo de demandas, siendo el procedimiento completamente gratuito para el cliente, es decir, a coste cero, ya que nuestros honorarios los abona el banco en concepto de costas judiciales.

Yago Iglesias

dP Abogados Consultores

¡Compártelo!

Contacta con nosotros A COSTE CERO